Show simple item record

dc.creatorUrbiztondo, L.
dc.creatorBorràs, E.
dc.creatorMirada, G.
dc.date.accessioned2020-07-23T19:41:41Z
dc.date.available2020-07-23T19:41:41Z
dc.date.created2020
dc.identifier.issn1576-9887spa
dc.identifier.otherhttps://doi.org/10.1016/j.vacun.2020.04.002spa
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/20.500.12010/11062
dc.description.abstractEs difícil aventurar cuándo se podrá disponer de vacunas contra la infección por coronavirus SARS-CoV-2. La aparición de la COVID-19 ha hecho pensar en las vacunas como la mejor manera de poder prevenirla, como ocurre habitualmente cuando aparece una nueva enfermedad infecciosa. En los medios de comunicación generalistas aparecen continuamente noticias que prevén que habrá vacunas en pocos meses; sin embargo, en la prensa científica los artículos sobre este tema son relativamente escasos. Evidentemente, hay gran interés por conseguir vacunas contra esta enfermedad y hay numerosas empresas e instituciones académicas de todo el mundo que trabajan para conseguirlo. En el borrador proporcionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con finalidad informativa, actualizado el 11 de abril, constan 70 productos candidatos a vacunas en evaluación: 3 vacunas en evaluación clínica y 67 en evaluación preclínica. La mayoría de estos productos se están desarrollando en laboratorios de investigación básica; si superan las primeras fases, deberán pasar a las industrias farmacéuticas con capacidad para realizar los ensayos clínicos necesarios para garantizar su eficacia y seguridad y el escalado de producción necesario para poner las vacunas al alcance de la población que las necesita. Más que de meses, la escala temporal para conseguir esto normalmente es de anos. ˜ No obstante, el enorme impacto humanitario y económico de la pandemia de COVID-19 está impulsando la evaluación de las plataformas de tecnología de vacunas de próxima generación a través de nuevos paradigmas para acelerar el desarrollo. De hecho, el primer candidato a la vacuna entró en evaluación clínica con una rapidez sin precedentes el 16 de marzo de 2020, teniendo en cuenta que la secuencia genética del SARS-CoV-2 se publicó el 11 de enero de 2020. Por esta razón, diferentes organismos sanitarios internacionales estiman en 12-18meses el tiempo necesario para disponer de una vacuna frente al SARS-CoV-2.spa
dc.format.extent4 páginasspa
dc.format.mimetypeimage/jepgspa
dc.publisherGet Personal Access to Vacunaseng
dc.sourcereponame:Expeditio Repositorio Institucional UJTLspa
dc.sourceinstname:Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozanospa
dc.subjectVacunasspa
dc.subjectCoronavirusspa
dc.titleVacunas contra el coronavirusspa
dc.type.localArtículospa
dc.subject.lembSíndrome respiratorio agudo gravespa
dc.subject.lembCOVID-19spa
dc.subject.lembSARS-CoV-2spa
dc.subject.lembCoronavirusspa
dc.rights.accessrightsinfo:eu-repo/semantics/openAccessspa
dc.type.hasversioninfo:eu-repo/semantics/acceptedVersionspa
dc.subject.keywordCoronavirus vaccinesspa
dc.identifier.doihttps://doi.org/10.1016/j.vacun.2020.04.002spa


Files in this item

Thumbnail
Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record